La oración de Jesús por sí mismo: Juan 17:1-5 La oración de Jesús por sí mismo: Juan 17:1-5

La oración de Jesús por sí mismo: Juan 17:1-5

La respuesta más concisa y sencilla a esta búsqueda se resume en la práctica de una corta, pero milagrosa, oración llamada la oración de Jesús. "Señor Jesucristo, Hijo de Dios, ten misericordia de mí, pecador" o "Señor Jesucristo, Hijo de Dios, ten misericordia de mí".

Después de que Jesús dijo esto, dirigió la mirada al cielo y oró así: Padre, ha llegado la hora. Glorifica a tu Hijo, para que tu Hijo te glorifique a ti, ya que le has conferido autoridad sobre todo mortal para que él les conceda vida eterna a todos los que le has dado. Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tú has enviado. Yo te he glorificado en la tierra, y he llevado a cabo la obra que me encomendaste. Y ahora, Padre, glorifícame en tu presencia con la gloria que tuve contigo antes de que el mundo existiera.

Las oraciones largas son por lo general más difíciles de entender que las cortas. Esto es así porque mientras más larga es la oración, mayor es la probabilidad de que el sujeto y el verbo se aparten, o de que la oración contenga tanta información que el lector no capte el material importante.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias