Formas de reparar un corazón roto

Formas de reparar un corazón roto

El proceso de curación abre tu corazón al amor de nuevo.

El corazón es el asiento de la emoción, el símbolo del amor. Nuestro lenguaje está lleno de palabras y términos que unen el corazón al amor o al contrario. Todos están familiarizados con el término rompecorazones, alguien que hace que su corazón lata rápido.

Entonces, por supuesto, todos estamos muy familiarizados con lo contrario. Con el corazón roto, a menudo se representa como un corazón roto en dos mitades. Del mismo modo, la angustia o el dolor del corazón implican una especie de "enfermedad" en la que el corazón sufre daño por la pérdida del amor.

Muchos de nosotros hemos experimentado el enamoramiento y también el corazón roto. En algún momento de la historia hubo un vínculo real de pérdida del amor con una expresión física, es decir, que el sistema circulatorio sufrió un golpe que debilitó al que sufría la pérdida. Entonces, alguien cuyo corazón estaba roto suspiraba por su amor perdido, se entristecía y se desmayaba mientras lamentaba su pérdida.

Es muy seguro decir que tener el corazón roto es probablemente una de las peores experiencias de la vida, además de la muerte real. De hecho, puede parecer una muerte y, como tal, se le debe prestar mucha atención y tratarlo con mucho cuidado y ternura. La sensación de estar sin el amor de uno es un sentimiento que abarca la soledad, la desesperación y una sensación real de estar perdido.

La buena noticia es que, en la mayoría de los casos, el corazón finalmente se cura, si se lo permite. Es esencial permitir que se cure porque si no permite que el proceso de curación haga su magia, quedará desanimado e incapaz de continuar con la vida en su flujo natural. Puede llevar mucho tiempo recuperarse, pero no hay un calendario para la curación y, en última instancia, vale la pena por completo volver a tener un corazón consolidado.

Entonces, aquí hay formas de ayudarlo a reparar su corazón roto.
Pasa por el proceso de pérdida.

Esto puede tomar algo de tiempo. Date la oportunidad de procesar todo lo que te ha sucedido y cada emoción que has experimentado. Tener las fibras de su corazón, que han sido compartidas con otra persona, cortadas es traumático.

Literalmente duele como si te hubieran lesionado físicamente. No intente eludir este proceso simplemente volviendo a la vida durmiendo todo el día. para adormecer el dolor. El dolor seguirá ahí e, inevitablemente, tendrás que lidiar con él en algún momento.

Afligirse

Esto puede parecer que pertenece como parte del proceso de pérdida, y lo es, pero también es muy singularmente diferente de todas las demás emociones que sentirá.

El dolor es el resultado de la pérdida, de la muerte de una relación, de lo que fue una vez pero que ya no está destinado a ser. Es un proceso de duelo por algo que alguna vez tuviste y que se ha convertido en parte de ti. Es como si una parte de ti hubiera sido cortada. El dolor, no reconocido ni expresado, puede volver a atormentarte de muchas maneras: tristeza y depresión continuas, amargura por algo que te quitaron y la incapacidad de seguir adelante con la vida y amar de nuevo.

Crea un autoinventario

Cuánto sabes de ti mismo? ¿Sabes lo que realmente necesitas / quieres? ¿Ha estado en una relación que consideraría exitosa (incluso si no duró)? ¿De verdad conoces a la persona de la que te enamoraste? ¿Entiendes por qué quieres tener una relación a largo plazo? ¿Viste venir la ruptura? Al mirar hacia atrás, ¿hubo pistas / indicios de que algo no iba bien? El punto es conocerse a sí mismo antes que nada para embarcarse en conocer a otra persona.

También necesita recuperar la confianza y la autoestima. ¿Cuáles son sus fortalezas, dones y talentos? Vuelva a conocer cuáles son antes de pasar a otra relación significativa. Conoce realmente lo que te mereces.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias