En la Biblia puede encontrar versículos para agradecer por tu familia

En la Biblia puede encontrar versículos para agradecer por tu familia

La familia es una hermosa bendición de Dios. ¡Es tan lindo poder disfrutar de momentos agradables junto a aquellos que amamos! La idea de Dios ha sido que nazcan y crezcan dentro de una familia para que, entre otras cosas, aprendan lo que significan el amor, el respeto y el trabajar juntos por el bienestar de otras personas.

Por:  Johana R.

Es cierto que la familia está compuesta por personas imperfectas como seres humanos. Por diversas razones, a veces no es tan fácil recibir o expresar el amor a aquellos que forman parte de la familia. Por eso Dios  ha dado también la familia de la iglesia, hermanos en Cristo. Con los cuales pueden  aprender a relacionarse de forma sana, unidos por el amor puro que viene de Dios.

Sea que tenga una familia llena del amor de Dios o una que necesita de su sanidad e intervención, recuerda que la vida en familia fue su idea. Dios es experto en restaurar relaciones y en sanar lo que parece dañado. Su deseo es que cada familia sobre la tierra le conozca, sea transformada por su amor y lleve su presencia a todos los que la rodean.

 “Siempre doy gracias a Dios por ustedes, pues él, en Cristo Jesús, les ha dado su gracia”.
1 Corintios 1:4.

“¿Cómo podemos agradecer bastante a nuestro Dios por ustedes y por toda la alegría que nos han proporcionado delante de él?” 1 Tesalonicenses 3:9.

“Por eso yo, por mi parte, desde que me enteré de la fe que tienen en el Señor Jesús y del amor que demuestran por todos los santos, no he dejado de dar gracias por ustedes al recordarlos en mis oraciones”, Efesios 1:15-16.

“Tributen al Señor, familias de los pueblos, tributen al Señor la gloria y el poder”, 1 Crónicas 16:28.

“Luego Esaú alzó la vista y, al ver a las mujeres y a los niños, preguntó: ¿Quiénes son estos que te acompañan?, Son los hijos que Dios le ha concedido a tu siervo —respondió Jacob”. Génesis 33:5.

“De su plenitud todos hemos recibido gracia sobre gracia”, Juan 1:16.

“Los hijos son una herencia del Señor, los frutos del vientre son una recompensa. Como flechas en las manos del guerrero son los hijos de la juventud. Dichosos los que llenan su aljaba con esta clase de flechas. No serán avergonzados por sus enemigos cuando litiguen con ellos en los tribunales”, Salmo 127:3-5.

“Este es el niño que yo le pedí al Señor, y él me lo concedió”.
1 Samuel 1:27.

“Hermanos, siempre debemos dar gracias a Dios por ustedes, como es justo, porque su fe se acrecienta cada vez más, y en cada uno de ustedes sigue abundando el amor hacia los otros”.
2 Tesalonicenses 1:3.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias