Versículos para orar ante problemas económicos

Versículos para orar ante problemas económicos

Toma en cuenta estos versículos a la hora de orar por tus finanzas.

Hay varios versículos para calmar un corazón ansioso cuando se trata de finanzas. No permita que su corazón o su mente piensen que NO TIENE SUFICIENTE.  Dios proveerá. Aquí hay varios pasajes de las Escrituras para meditar mientras ora por su situación financiera:

Pídale al Señor que sea la fuente de todas sus necesidades.

Filipenses 4:19 (NKJV) - “Y mi Dios suplirá todas vuestras necesidades conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús”.

Pídale al Señor que calme su corazón inquieto con respecto a sus finanzas.

Lucas 12: 29-31 (NKJV) - “Y no busques qué debes comer o qué debes beber, ni tengas una mente ansiosa. Por todas estas cosas buscan las naciones del mundo, y tu Padre sabe que tú las necesitas. Mas buscad el reino de Dios, y todas estas cosas os serán añadidas ”.

Pídale al Señor que le dé fuerza al sostén de su hogar.

Proverbios 14:23 (NVI) - "Todo trabajo duro trae ganancias, pero la mera conversación solo conduce a la pobreza".

Pídale al Señor que lo libere de sus deudas financieras, permitiéndole pagar lo que debe.

Salmo 37: 21-24 (NVI) -

“El impío pide prestado y no paga,
    pero los justos dan generosamente;
22 los que el Señor bendice heredarán la tierra,
    pero los que maldice serán destruidos.

23 El Señor afianza los pasos
    del que se deleita en él;
24 aunque tropiece, no caerá,
    porque el Señor lo sostiene con su mano ”.

Pídale al Señor que le permita dar más a los menos afortunados.

Hechos 20:35 (NKJV) - “Te he mostrado de todas las formas, trabajando así, que debes apoyar a los débiles. Y recuerde las palabras del Señor Jesús, que dijo: "Más bienaventurado es dar que recibir".

Pídale al Señor que cambie la actitud de su corazón, para estar más contento con lo que ya tiene.

Filipenses 4: 11-13 (NVI) - “No es que hable por necesidad, porque he aprendido a estar contento en cualquier circunstancia que me encuentre. Sé vivir con medios humildes, y también sé vivir en prosperidad; en todas y cada una de las circunstancias he aprendido el secreto de estar lleno y pasar hambre, tanto de tener abundancia como de sufrir necesidad. Puedo hacer todas las cosas en Aquel que me fortalece ".

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias