Consejos para padres con niños distraídos

Consejos para padres con niños distraídos

No todos los niños son iguales ni deben tratarse por igual. 

Por:  Mel RB

Los niños pueden ser muy diferentes entre sí. Algunos son más callados y retraídos, otros por el contrario son extrovertidos y habladores. 

Si tienes un hijo el cual notas que es muy distraído, ¡no te preocupes! Muchos niños transitan fases en los cuales están distraídos, otras veces la causa es que se enfocan en cosas las cuales realmente le gusten. Algunas veces una situación familiar está llamando su atención y no pueden concentrarse más allá de ello. 

Si sientes que tu hijo es muy distraído y no sabes qué hacer, aquí te dejamos una serie de consejos para acompañarlo en este momento. Recuerda que con amor y paciencia, todo puede solucionarse. 

Capta su atención para dar instrucciones: muchas veces los niños que son distraídos parece que nos están escuchando, pero no es así. Un primer consejo es llamar su atención y a partir de allí darles una instrucción simple y sencilla a seguir. 

Da instrucciones concretas, precisas y con evidencias: siguiendo el primer consejo, es necesario dar instrucciones que los niños sean capaces de seguir. Enunciados cortos y acciones específicas son la mejor solución.

Enséñalos a usar instrumentos de apoyo: a medida que nuestros hijos comienzan a tomar consciencia del mundo que los rodea, será de mucha ayuda las tarjetas de memoria, gráficos o dibujos que les sirvan para tener algo en qué apoyarse. Cuando sean más grande, es ideal el uso de agendas o calendarios. 

Logra que lo importante sea también significativo para ellos: como hemos dicho, muchos niños que son distraídos tienen muy pocas cosas que le son significativas y les merece importancia. Por ello, debemos buscar que cada cosa que hagamos esté relacionada con algo que les importe a ellos. 

La empatía es fundamental: la empatía es algo que debemos tener presente siempre y no olvidarlo. Nuestros niños son distraídos pero no lo buscan, por lo tanto, es importante indagar en los motivos de su distraimiento y ayudarlos lentamente a combatir ello. Porque al fin y al cabo, somos el primer refugio para nuestros hijos. 

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias