¿Cómo seguir la guía de Dios? Joyce Meyer lo explica

¿Cómo seguir la guía de Dios? Joyce Meyer lo explica

“Si nadie en su familia quiere mudarse y su decisión de ir está provocando contienda y conmoción, usted debería esperar y buscar a Dios para recibir una dirección más clara”, | Joyce Meyer.  

Por:  Johana R.

Si ha decidido hacer lo que hace la Mano (Jesús), Romanos 8:1 (RVR 1960) dice que, como creyentes, somos “los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu”. Una de las maneras en que usted puede saber si está siguiendo la carne (su propio plan) en lugar de al Espíritu (el plan de Dios) es que no tiene paz y está luchando. Si está pensando hacer algo, pero no tiene paz acerca de ello, simplemente no lo haga.

 

Por ejemplo: Usted está buscando empleo y la única oferta que le han hecho en su campo de conocimiento y experiencia está del otro lado del país. Pero si no ha orado al respecto, y usted está tomando esta decisión sin consultar a Dios, convenciéndose a sí mismo de que debe mudarse al otro lado del país porque este podría ser el único empleo que podría conseguir, usted podría estar preparándose para años de miseria.
 

Si nadie en su familia quiere mudarse y su decisión de ir está provocando contienda y conmoción, usted debería esperar y buscar a Dios para recibir una dirección más clara.
 

Este es el asunto: Si su mente está atribulada, usted no tiene paz y su decisión está provocando problemas, ¡no lo haga! Con mucha frecuencia tratamos de convencernos de algo por lo que no tenemos paz, y esa es una invitación abierta a los problemas.

“Cuando no esté seguro de qué decisión tomar cuando no esté seguro de estar siguiendo sus propios deseos o la dirección de Dios busque al árbitro. ¡Deje que la paz tome la decisión!”.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias