Cómo dejar de quejarse: 4 formas de cambiar su actitud

Cómo dejar de quejarse: 4 formas de cambiar su actitud

Cómo sucedan las cosas dependerá de tu actitud ante la vida, sé feliz y con mentalidad de superación en todos los sentidos utilizando estas formas que te presentamos.

Piensa en cómo te sientes cuando estás con alguien que se queja, después de un tiempo, se vuelve agotador tan solo escucharlo. En última instancia, no importa de qué se esté quejando. Podría ser sobre su relación, compañeros de trabajo, problemas familiares, una factura reciente o incluso algo tan simple como el clima; después de un tiempo, puede comenzar a sentir su propio cambio de humor. Una vez que haya terminado de quejarse, se quedará con una serie de sentimientos negativos.

Ahora imagina que eso le sucede a tu mente cuando eres tú quien se queja. Estar rodeado de este tipo de negatividad ya es bastante malo. Aún así, cuando la fuente de las quejas, los desprecios y la actitud pesimista eres tú, esto tiene un costo significativo en tu bienestar físico y mental.

En este momento, puede sentirse bien quejarse, siente que solo está desahogándose en lugar de causar algún daño, y nunca antes había considerado seriamente cómo dejar de quejarse.

Sin embargo, cada vez que se queja, está entrenando a su cerebro para que lo haga una y otra vez, y puede terminar en un ciclo que tendrá dificultades para romper. Dices cosas negativas, tu mente escucha pensamientos negativos y tu actitud cambia para enfocarte solo en cosas no favorables, esta es una manera segura de sentirte deprimido y amargado con regularidad, incluso por cosas que nunca te habrían molestado antes.

4 formas de dejar de quejarse

Físicamente, su cuerpo también reacciona cada vez que se queja; se libera una hormona del estrés llamada cortisol, esto le indica a su cerebro que necesita ingresar al modo de lucha o huida, oxígeno, energía y sangre ahora se dirige alrededor de su cuerpo a cualquier parte de usted que lo requiera para tener la mejor oportunidad de supervivencia.

Esta acción aumenta su presión arterial y compromete su sistema inmunológico, y cuantas más veces esto suceda, más probabilidades tendrá de sufrir problemas de salud como derrames cerebrales y enfermedades cardíacas.

Claramente, es fundamental para su bienestar que aprenda a dejar de quejarse. Por lo tanto, a continuación ofrecemos algunos consejos sobre cómo puede hacerlo.

1. Aprenda a aceptar cambios

Un gran paso para aprender a dejar de quejarse es aceptar que a veces la vida no sale como queremos, no siempre obtienes la vida que has soñado o por la que has trabajado duro, la vida nos da facturas y problemas inesperados. Las cosas cambian incluso cuando no queremos que lo hagan. El hecho es que solo tienes que aceptar esto y adaptarte lo mejor que puedas siempre que suceda algo así.

La gran mayoría de la gente en el mundo tiene que lidiar con problemas y cambios en diversos grados año tras año, es literalmente solo parte de la vida. Cuanto antes haga las paces con eso, más rápido podrá ajustar su forma de pensar.

2. Piense en cómo afecta a los demás

Siempre debes tener en cuenta cómo haces sentir a otras personas cuando eres tú quien se queja. No debes dejar que la gente se sienta agotada solo por hablar contigo, hay cosas que puedes desahogar pero sin llegar al extremo de estar perdido cuando hay solución.

Usar señales verbales y no verbales durante la conversación es una excelente manera de medir cómo está haciendo pensar a las otras personas, y si está captando señales de que su comunicación es en realidad solo usted quejándose, deténgase inmediatamente. Si no eres bueno para leer letreros, entonces no comiences la conversación en primer lugar. Si no puede estar seguro, es mejor no decir nada.

3. Recuerda estar agradecido

No importa lo que te depare la vida, te puedo garantizar que siempre podrás encontrar cosas para estar agradecido. Claro, esto puede parecer más difícil en momentos de estrés, pero si se toma unos minutos, siempre podrá elaborar una lista.

Tal vez esté agradecido por su familia, mascotas, su buena salud, el hecho de tener suficiente comida para alimentarse. Cualesquiera que sean las razones, haga una lista cada vez que sienta que necesita quejarse.

4. No te asocies con personas negativas

 Quejarse engendra quejas, y si no tienes cuidado, después de un tiempo, las personas tóxicas y negativas con las que te asocias se contagian, y te encontrarás preguntándote en quién te has convertido.

Los seres humanos tenemos una tendencia a seguir a la multitud o imitar a las personas con las que pasamos la mayor parte del tiempo, por lo que es lógico pensar que si pasas mucho tiempo con este tipo de gete, no pasará mucho tiempo antes de que, sin saberlo, te conviertas en uno de ellos.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias