Cecilia Bolocco asegura que la operación de su hijo Máximo fueron las "8 horas más largas de su vida"

Cecilia Bolocco asegura que la operación de su hijo Máximo fueron las "8 horas más largas de su vida"

La ex Miss Universo y quien fue esposa del ex presidente argentino Carlos Menem, habló de la operación que tuvo que ser sometido su hijo siendo tan solo un adolescente.

Hace poco la famosa chilena se convirtió en tendencia luego de que durante una entrevista para un canal de TV de su país, recordara el momento cuando los especialistas le informaron que su hijo y el del ex presidente Carlos Menem, tenía un tumor maligno en el cerebro. 

“Me llaman, porque yo estaba en una sesión de fotos. Yo había mandado en la mañana a Máximo a la clínica porque llevaba un tiempo ya que me decía todas las mañanas que le dolía mucho su cabeza, y yo pensaba que era porque no quería ir al colegio. No lo estaba pasando bien, había sido un año muy difícil emocionalmente para él, y entonces (me decía) ‘mamá me duele la cabeza’ y después volvía al colegio y volvía perfecto, entonces yo decía, ‘hay una negación, no quiere ir’ y no le hice mucho caso”, confesó Cecilia Bolocco.

Luego, explicó que “hasta ese día en que me estaba preparando para las fotos, sube a mi pieza y me dice ‘mamá, me duele la cabeza, aquí, detrás de los ojos’, y ya le habíamos cerrado el año académico porque estaba con depresión, estaba mal, ese año había tenido una situación en Argentina muy dura, y no estaba bien Máximo…”.

“Le dije ‘mi amor, vaya a darse un baño, despabílese, se va a sentir mejor’, se va de la pieza, vuelve a los cinco minutos y me dice ‘mamá, vomité’, ‘ah no’ dije, ‘te vas inmediatamente a la clínica’. Lo mandé con el chofer, yo me subo auto para irme a las fotos. Yo iba a mitad del camino, llamo por teléfono, hablo con la doctora que lo recibió y me dice ‘Máximo está perfecto””, agregó la ex Miss Universo.

Cecilia Bolocco asegura que el diagnostico que le dieron a su hijo no le dio mucha confianza y por eso pidió que lo revisara un especialista, en este caso un neurólogo, quien le detectó un tumor cerebal maligno. 

“Llegamos al lugar donde iba a hacer las fotos, entramos al estudio, me estoy cambiando para ponerme la segunda tenida y viene corriendo la periodista del equipo y me dice ‘Cecilia, Pepo te está llamando, necesita hablar contigo urgente””.

Luego la reina de belleza habló con el médico y le dijo:  “Me dice ‘mira Cecilia, le hicimos un scanner a tu hijo y no salió bueno, así es que ojalá puedas venir’, y yo le digo ‘perdón, ¿qué es lo que no salió bueno?’ (y me dice) ‘es que no salió normal’, ‘¿qué significa que no salió normal?’, ‘tiene un tumor cerebral’“. 

“Cuando yo llegué a la clínica se lo estaban llevando a la UTI a Máximo, yo vi a Máximo muy asustado y eso inmediatamente me hizo a mí tomar una postura de ‘aquí no pasa nada, y lo que esté sucediendo lo vamos a resolver””, recordó la modelo.

“Finalmente llegó el día de la operación y esas ocho horas o más, desde que lo dejé en el pabellón yo te diría que han sido las ocho horas más largas de mi vida. Solo recuerdo que recé, recé ocho horas de rodillas y pedí que lo acompañaran, que lo cuidaran, que se hiciera todo con una mano divina y gracias a Dios todo salió muy bien, se recuperó muy rápido“, afirmó.

“Yo no sabía que yo tenía tanta fuerza la verdad, porque hice las preguntas más duras, las posibilidades de sobrevida y luego con respecto al tratamiento, las secuelas, y cada respuesta era más dramática que la otra, y cuando terminé de hacer las preguntas exploté en llanto y yo no recuerdo haber llorado de nuevo”, contó la modelo.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias