4 motivos por las que los niños aprenderán en la cocina

4 motivos por las que los niños aprenderán en la cocina

Mueva el salón de clases a la cocina y observe cómo sus hijos prosperan supervisando sus avances.

Su cocina se puede transformar en el centro ideal para el aprendizaje experiencial. Saque los delantales y los libros de cocina y despierte el apetito de sus hijos por aprender.

Los estudios muestran que los estudiantes retienen hasta el 75 por ciento de la información aprendida con la capacitación práctica. Compare esto con el 20 por ciento retenido cuando se sientan pasivamente en un aula.

Intente ser paciente y positivo al ofrecer clases de cocina para niños. Un beneficio adicional del aprendizaje experiencial en la cocina es que pueden disfrutar comiendo los alimentos que preparan juntos.

Incluso puede descubrir que tiene un mini chef en proceso. Aquí hay formas en que la mente de sus hijos prosperará en la cocina.

1. Desarrollar habilidades motoras finas

Los niños de hasta 18 meses pueden ayudar en la cocina con ayuda y supervisión. Pueden revolver, espolvorear, usar un rodillo, amasar, recoger aguacate, rallar, aplastar, untar, descascarar fresas, batir huevos, doblar claras de huevo, engrasar una sartén, batir y exprimir limones.

2. Mejorar las habilidades matemáticas y de resolución de problemas

Al seguir una receta, sus hijos aprenderán a medir con precisión los ingredientes y pesarlos. La mayoría de las recetas requieren fracciones y otras convertir medidas. 

Al hornear, pida a sus hijos que determinen la proporción de harina a azúcar. Asegúrese de que hagan los cálculos con lápiz y papel.

Los niños pequeños pueden desarrollar la resolución de problemas colocando las tapas correctas en los recipientes de almacenamiento de alimentos.

3. Lectura avanzada y función ejecutiva

Haga que sus hijos lean algunas recetas en voz alta de principio a fin y expliquen los términos que no conocen. Explique nuevas palabras de vocabulario y pídales que las deletreen. Los nuevos lectores más jóvenes pueden ordenar alfabéticamente sus frascos de especias.

El uso de recetas también mejora la función ejecutiva, ya que los niños deben aprender a resolver problemas, completar tareas de manera ordenada y hacer malabares con varias tareas a la vez.

4. Da la vuelta al mundo

Cocinar es una aventura internacional cuando prueba recetas de nuevas culturas. Elija un país, luego saque un atlas o un globo terráqueo y pida a sus hijos que lo ubiquen en el mapa. Aprenda sobre el idioma que se habla allí, la geografía, el clima, la moneda y la cultura de este lugar.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias