4 formas de hacer que las siestas funcionen para tu vida

4 formas de hacer que las siestas funcionen para tu vida

Antes de irse a dormir al mediodía o en tu tiempo libre, considere estos consejos para la siesta.

¿Sabías que un tercio de los adultos duermen siestas durante el día? Si bien llevar a cabo una agenda ocupada puede parecer esforzado, la siesta lo ayuda a sentirse más productivo, alerta y recargado para abordar las tareas diarias.

Sin embargo, asegúrate de estar familiarizado con las reglas del juego. Tenga en cuenta los consejos útiles y los no que se describen aquí para aprovechar al máximo su siesta.

¿Por qué tomamos la siesta?

Hay muchas razones por las que los adultos necesitan o les gusta tomar una siesta: recuperarse de una noche de insomnio, tomar un descanso mental, anticipar una actividad extenuante o un turno nocturno. La buena noticia es que la ciencia detrás de la siesta respalda sus beneficios.

Se ha demostrado que la siesta reduce la somnolencia, ayuda con las habilidades cognitivas, mejora la memoria y el aprendizaje y ayuda con la salud mental y el bienestar emocional.

Eche un vistazo a estos consejos prácticos para que las siestas funcionen para usted.

1. ¿Cerca de la hora de dormir? ¡De ninguna manera!

La siesta le da al cuerpo la oportunidad de descansar y recargarse, lo que significa que debe despertarse sintiéndose listo para abordar nuevas tareas. Dormir una siesta demasiado cerca de la hora de acostarse puede alterar su reloj interno y hacer que sea difícil conciliar el sueño por la noche.

2. Una política de "siesta en cualquier lugar"

La mayoría de las personas duermen la siesta en un lugar que no sea su cama, como su sofá favorito, pero dormir en una posición incómoda puede ejercer una gran presión sobre las articulaciones, especialmente el cuello y los hombros. Aunque es posible que tenga que ser creativo con la configuración de la siesta, siempre asegúrese de que su cuerpo se sienta cómodamente apoyado antes de cerrar los ojos.

3. ¿Bien despierto? ¡No lo fuerces!

La siesta puede proporcionar un descanso mental durante el día, lo que sería beneficioso, pero si se siente particularmente alerta o con energía, no fuerce una siesta al mediodía. Acostarse y dejar que su mente corra puede aumentar los sentimientos de ansiedad o estrés, y no quedarse dormido solo empeorará esas preocupaciones.

4. Sin multitarea

Del mismo modo, la siesta debe ser su único enfoque durante la siesta. No te distraigas con lecturas ligeras, desplazándote por las redes sociales o planificando la agenda de mañana. Deje que su mente se tranquilice para aprovechar al máximo su siesta.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias