¡3 oraciones para el Día de Acción de Gracias!

¡3 oraciones para el Día de Acción de Gracias!

Hoy, 25 de noviembre, celebramos el Día de Acción de Gracias, o Thanksgiving. Es por ello que te acercamos 3 oraciones para orar en familia. 

El Día de Acción de Gracias se celebra en muchos hogares. Dicha festividad es muy importante ya que recuerda la primera cena de agradecimiento en 1621 de un grupo de peregrinos con nativos, donde se dio las gracias a Dios por la cantidad de nuevas cosechas.

Oración de Acción de Gracias

Oh Dios, te agradecemos por esta tierra, nuestro hogar;

por el ancho cielo y el sol bendito,

por la salada mar y la corriente del agua,

por las inmensas colinas

y los vientos que nunca descansan,

por los árboles y la hierba bajo los pies.

Nosotros te agradecemos por nuestros sentidos

con los que escuchamos el canto de las aves,

vemos el esplendor de los campos de verano,

saboreamos las frutas de otoño,

nos regocijamos al sentir la nieve

y respiramos el aliento de la primavera.

Danos un corazón muy abierto a toda esta belleza;

y guarda nuestras almas de ser tan ciegas

que pasamos sin ver,

incluso cuando la zarza común

está ardiendo con tu gloria.

Oh Dios, creador nuestro,

que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

Oración en la mesa de Acción de Gracias

Oh Dios misericordioso, te damos gracias por tu generosidad desbordante para con nosotros. Gracias por la bendición de los alimentos que comemos y especialmente por la fiesta de este día. Gracias por nuestro hogar, la familia y amigos, especialmente por la presencia de los aquí reunidos.

Gracias por nuestra salud, nuestro trabajo y nuestro juego. Por favor, envía tu ayuda a aquellos que tienen hambre, están solos, enfermos y sufriendo la guerra y la violencia.

Abre nuestros corazones a tu amor. Te pedimos tu bendición por Cristo, tu Hijo. Amén.

Oración final

Esta Acción de Gracias nos permite, a aquellos que tienen mucho y aquellos que tienen poco, reunirnos en la mesa de bienvenida del Señor. En esta fiesta bendita, ricos y pobres debemos recordar que somos llamados a servir a los demás y a caminar juntos en el mundo de la gracia de Dios. Por ello, con corazones agradecidos alabemos a nuestro Dios que como un padre amoroso no nos niega lo bueno. Amén.

 

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias