10 formas de impulsar el amor de los niños por Jesús en la Eucaristía

10 formas de impulsar el amor de los niños por Jesús en la Eucaristía

A pesar de que estás ideas son simples, son muy poderosas. 

Hace unos años una encuesta arrojó que solo algunos católicos creen lo que la Iglesia hace con respecto a la Eucaristía, por eso, te damos 10 ideas para que impulses a tus hijos, ya que el mejor lugar para comenzar es en su propia familia. 

1. Enséñeles la doctrina básica

El Compendio del Catecismo núnero 282 dice: “Jesucristo está presente en la Eucaristía de una manera única e incomparable. Está presente de manera verdadera, real y sustancial, con su Cuerpo y su Sangre, con su Alma y su Divinidad. En la Eucaristía, por tanto, está presente de manera sacramental, es decir, bajo las especies eucarísticas del pan y del vino, Cristo todo y todo, Dios y Hombre ”.

Esto quiere decir que Jesús está presente en el Santísimo Sacramento. 

2. Enséñeles las oraciones eucarísticas básicas

Esta potente oración es fácil de aprender para los niños: 

“Oh Sacramento Santísimo, Oh Sacramento Divino
Toda alabanza y toda acción de gracias sean tuyas en todo momento”.

Pero como mostró el ángel que visitó a los niños pastores de Fátima, los niños pueden aprender oraciones más sofisticadas, como la que él les enseñó:

“Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, te adoro profundamente. Te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad más preciosos de Jesucristo, presente en todos los tabernáculos del mundo, en reparación de los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con que se ofende. Y por los méritos infinitos de Su Sacratísimo Corazón y del Inmaculado Corazón de María, te ruego la conversión de los pobres pecadores ”.

Una más corta es la oración que los propios niños dijeron, espontáneamente, después de ver a Nuestra Señora de Fátima por primera vez:

“Santísima Trinidad, te adoro! Dios mío, Dios mío, te amo en el Santísimo Sacramento ”.

3. Cstumbres eucarísticas básicas

Recuérdale a tus hijos que cuando están en su banco de la Iglesia, doblan su rodilla ante su rey, Jesús, el cual está siempre presente. 

4. Llama su atención sobre la consagración

Cuando asistimos a misa y el sacerdote dice "Este es mi cuerpo" y "Esta es mi sangre", decimos: "¡Aquí es donde viene Jesús!". 

Por eso, cuando los niños crezcan debemos enseñarle  la costumbre de orar en silencio "¡Señor mío y Dios mío!" cuando levanta la hostia y "¡Jesús mío, piedad!" cuando levanta el cáliz.

5. No dejes de asistir a la misa dominical

Recuerda que los católicos tienen la obligación de asistir a misa todos los domingos, está fue la última petición de Jesús antes de morir por nosotros. 

No te excuses, ya que tus hijos tomaran esas excusas en serio y las convertiran en su postura fundamental hacia la misa, y omiten aún más cuando son mayores.

6. Ir a la confesión para prepararse para la Misa 

La confesión nos prepara para recibir el sacramento de la Eucaristía y ayuda a que esa conexión sea explícita en la mente de los niños.

Invita a tus hijos de esta manera:  “Vamos a confesarnos para que estemos en el estado correcto para recibir a Nuestro Señor en el Santísimo Sacramento”.

7. Practica el ayuno eucarístico

Mantener el ayuno es tan simple y recuerda que es poderoso para que los niños encuentren que la Eucaristía es especial.

8. Visite el Santísimo Sacramento

Es gratificante escuchar cuando los hijos se hacen adulto y pasan frente a una iglesia y oran al tabernáculo causaron una gran impresión.

9. Pruebe estos recursos

Invita a tus hijos a leer estos libros: 

10. Da el ejemplo

La mejor manera de enseñar a tus hijos es amar a Jesús  en el Santísimo Sacramento es predicar con el ejemplo. 

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias