bendición

5 versículos de bendición

Dios nos bendice cada día. Solo basta con mirar a nuestro alrededor para comprobar su favor para con nosotros. La mayor bendición que Dios nos ha dado ha sido la salvación de nuestras almas. Él envió a su Hijo Jesucristo al mundo para que tengamos la seguridad de la vida eterna con él.

La bendición de Dios para su pueblo

1. Génesis 12:1-3

El Señor le dijo a Abram: «Deja tu tierra, tus parientes y la casa de tu padre, y vete a la tierra que te mostraré. Haré de ti una nación grande, y te bendeciré; haré famoso tu nombre, y serás una bendición. Bendeciré a los que te bendigan y maldeciré a los que te maldigan; ¡por medio de ti serán bendecidas todas las familias de la tierra!»
(Génesis 12:1-3)

2. Números 6:24-26

El Señor te bendiga y te guarde; el Señor te mire con agrado y te extienda su amor; el Señor te muestre su favor y te conceda la paz.
(Números 6:24-26)

3. Éxodo 23:25

Adora al Señor tu Dios, y él bendecirá tu pan y tu agua.
Yo apartaré de ustedes toda enfermedad.
(Éxodo 23:25)

4. Jeremías 17:7-8

Bendito el hombre que confía en el Señor y pone su confianza en él.
Será como un árbol plantado junto al agua, que extiende sus raíces hacia la corriente;
no teme que llegue el calor, y sus hojas están siempre verdes.
En época de sequía no se angustia, y nunca deja de dar fruto.
(Jeremías 17:7-8)

5. Deuteronomio 7:12-15

Si prestas atención a estas normas, y las cumples y las obedeces, entonces el Señor tu Dios cumplirá el pacto que bajo juramento hizo con tus antepasados, y te mostrará su amor fiel. Te amará, te multiplicará y bendecirá el fruto de tu vientre, y también el fruto de la tierra que juró a tus antepasados que les daría. Es decir, bendecirá el trigo, el vino y el aceite, y las crías de tus ganados y los corderos de tus rebaños. Bendito serás, más que cualquier otro pueblo; no habrá entre los tuyos hombre ni mujer estéril, ni habrá un solo animal de tus ganados que se quede sin cría. El Señor te mantendrá libre de toda enfermedad y alejará de ti las horribles enfermedades que conociste en Egipto; en cambio, las reservará para tus enemigos.
(Deuteronomio 7:12-15)

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias